jueves, 18 de diciembre de 2008

Mi yayo

El otro día estuvo mi madre toda la mañana en casa de mis abuelos. Mi abuela tenía que hacerse unas pruebas en el hospital y mi madre fue a quedarse con mi abuelo mientras ella estaba fuera. Tiene Alzheimer.

Cuando llegué por la tarde a mi casa, después de trabajar, le pregunté a mi madre que qué tal le había ido, que si el yayo (así le llamamos todos sus nietos) le había “dado guerra”. Me dijo que no y me estuvo contando…

- Papá, levántate de la cama, ¡venga!.
- ¿Para qué me voy a levantar?.
- ¿Cómo que para qué te vas a levantar? Pues para desayunar, ducharte y vestirte.

Después de la ducha.

- Toma, ponte esto.
- ¿Y esto qué es?
- Es un chándal muy bonito que te he comprado, anda, póntelo.

Entonces mi madre salió de la habitación y se puso a hacer el desayuno. Mientras se está calentando la leche vuelve entrar en el cuarto. Cuando entra ve como mi abuelo se está quitando el chándal que le había dado para ponerse.

- Papá, ¿qué haces?.
- ¿Cómo que qué hago? Pues quitarme el pijama…
- Qué no, papá, que eso es el chándal que te acabas de poner…

Y entonces mi abuelo se vuelve a poner el pantalón del chándal y se va a desayunar, bueno, más bien es mi madre la que le lleva a desayunar.

Cuando en mi familia se cuentan este tipo de anécdotas, todos tendemos a reírnos y a analizar lo caprichosa que es esta enfermedad. Cómo se puede olvidar una persona de lo que acaba de hacer y recordar perfectamente otras cosas que ocurrieron hace 50 años. Por ejemplo, a mi abuelo le ha dado últimamente por dormir con los pantalones debajo de la almohada. Esto es una costumbre antigua que tenía cuando iba de pueblo en pueblo vendiendo caballos, como dormían en cualquier sitio, se colocaba los pantalones con el dinero debajo de la almohada para que no le robaran.

Yo veo la memoria como una pila, los recuerdos más viejos están en el fondo de la pila, y los más nuevos en la cima. El Alzheimer es un duendecito cabrón que se dedica a vaciar la pila, con lo cual los recuerdos recientes desaparecen primero, y los antiguos permanecen más tiempo… El problema es que el duendecillo acaba cogiendo forma y vaciando la pila cada vez más rápido, hasta que llega a los recuerdos más básicos, como hablar, comer, ir al servicio, andar, respirar… Tiene bastante poco de cómico, la verdad.

No me gusta ir a ver a mi abuelo, y no me gusta porque no soporto verle así, echo de menos su mala leche y su vitalidad… Ahora está en la cama 20 horas al día, le cuesta muchísimo reconocerme y está delgado y débil… No puedes hablar con él porque, a veces no te oye y otras veces parece que no tiene ganas de hablar. De hecho, en sus momentos de lucidez, probablemente no tenga ganas ni de vivir.

El Alzheimer es una muerte en vida, al principio un infierno para el que la sufre, al final un infierno para las personas cercanas a él. Espero no padecerla nunca ni que nadie más cercano a mí la padezca tampoco. Aunque pensándolo bien, prefiero que encuentren una cura, y que sea pronto.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Puta ETA

Que cansada estoy de leer titulares sobre ETA, que harta… porque siempre es lo mismo, muerte y más muerte. ¿Qué tipo de lavado de cerebro le hacen a esta gente desde que nace para que se conviertan en la escoria en la que se convierten? Actúan, dicen, en nombre de la libertad del pueblo vasco, pero asesinan a ese mismo pueblo cuya libertad dicen defender…

Hoy han matado a un empresario sólo porque era constructor y su empresa trabajaba en la obra del AVE, y esta gente, no quiere el AVE.. ¿por qué? No tengo ni la más remota idea, pero no espero que la razón sea muy lógica porque los razonamientos lógicos escasean en el entorno abertxale. Será que no quieren que su país prospere, y a lo mejor por eso también queman sus propios cajeros, destrozan sus propios autobuses y aterrorizan y extorsionan a su propia gente, para que nadie invierta un duro en su tierra y se vaya a la mierda… eso es, no hay mejor manera de demostrar amor a tu país que haciendo que se aísle de todo y de todos.

Lo peor de todo es que no veo el final de todo esto, y me da mucha rabia, porque no es justo que muera gente inocente por el capricho de unos cuantos radicales sin cerebro, sólo porque son políticos con ideas diferentes a las suyas, o porque son empresarios o guardia civiles, o porque estaban en el sitio equivocado en el momento equivocado.

Y, por supuesto, tampoco es justo para la inmensa mayoría de vascos y vascas que quieren vivir en paz en su país, que dicho sea de paso, es una maravilla, y si esta gentuza dejara de sembrar el terror, mucha más gente disfrutaría de todo lo que tiene que ofrecer, que es mucho.

En fin, a pesar de todo albergo la esperanza de que el pueblo vasco acabe poniendo a ETA en su lugar por medio de las urnas y la democracia, y no por medio de la violencia y el terror, esos métodos quedan para otro tipo de gente, para aquéllos a los que la prensa llama “terroristas” y la gente de la calle “hijos de puta”.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Navidad, Navidad, "dulce" Navidad...

Se acerca el mes de Diciembre, un escalofrío recorre mi espalda y se extiende por todo mi cuerpo, ¿por qué será? ¡¡ya lo sé!! ¡¡es la Navidad!! Ya la tenemos a la vuelta de la esquina... qué asco...

Porque sí, por si no lo sabéis o no lo habéis deducido de mi frase anterior, os informo de que odio la Navidad con todas mis fuerzas, la eliminaría del calendario sin pensármelo ni un minuto, aunque eso significara quedarme sin días de fiesta, me da igual. Las vacaciones me las pediría en otro momento, o en el mismo, pero sin navidad. Eso sí, no creáis que un odio irracional, para nada, es un odio basado en aspectos concretos de esta época que no puedo soportar, a saber:

  • Las compras compulsivas: De regalos y comida… y cuando termina ¡¡¡vienen las rebajas!!! ¿estamos todos locos o qué?
  • La familia: Yo es que a la mía la prefiero en pequeñas dosis bien separaditas las unas de las otras, pero en nochebuena y nochevieja tendemos a aglomerarnos… y no va bien, no va bien…
  • La tele: no hay quien la vea casi durante todo el año, pero lo de la Navidad es exasperante... ¿cuántas galas benéficas podrán retransmitir?
  • El “espíritu navideño”: Es la época de la felicidad y la solidaridad, y todos tenemos que ser buenos… ¡me niego! Como odio estas fechas voy a ser peor que el resto del año, si cabe.
  • Las cenas: Cebarse así sin sentido, tantos días seguidos…
  • Los recuerdos: Cuando has perdido a alguien, estas fechas son lo más lúgubre que hay… con eso de que hay que estar felices y en familia…
  • Los papás noeles: Esos que cuelgan de ventanas y terrazas… los quemaba todos, en serio, no dejaba ni uno.

Y esas son las razones por las que aborrezco la Navidad, o por lo menos las razones principales, que seguro que alguna se me olvida.

Algún día cuando tenga pasta, me encantaría irme a un país remoto, el que sea, pero donde todo el mundo sea musulmán, budista, sintoísta o hindú, me da lo mismo, cualquier religión me sirve excepto la cristiana. Y donde no haya luces, ni villancicos, ni campanadas, ni uvas, ni turrón, ni mazapán… ¡¡Aaaaaayyyyyyyssssss!! Sería increíble…

jueves, 20 de noviembre de 2008

martes, 18 de noviembre de 2008

La loca de los patines

Cada mañana va andando hasta la parada de Metro, son 10 minutos desde su casa, la mayoría cuesta abajo. Cada tarde vuelve desde la parada de metro a su casa, algo más de 10 minutos, esta vez cuesta arriba… Le da una pereza enorme hacer esos trayectos, sobre todo el de vuelta, porque además de ser cuesta arriba, está cansada después de un día entero de trabajo, y hace frío, y tiene unas ganas increíbles de llegar a casa.

Muchas tardes por el camino solía cruzarse con una niña rubia con el pelo largo y liso que iba en patines. Recorría la calle a toda velocidad, a veces por la acera, otras veces por la calzada, y no tenía ningún cuidado ni con los peatones ni con los coches. La llamaba “la loca de los patines”. Un par de veces estuvo a punto de llevarla por delante.

A menudo la veía también por la mañana, esperando a que abrieran la puerta del colegio. Iba de uniforme, jersey granate y pantalones grises, y obviamente sin patines. Entonces pensaba “mírala ahora, que buena e inofensiva parece”.

Una mañana que pasaba como cada día por delante del colegio, observó que había un grupo de niños y niñas agolpados alrededor de algo, o más bien de alguien. Entre el tumulto le pareció ver a “la loca de los patines”. Estaba en el centro, su cabeza se dejaba entrever por debajo de las de los demás, parecía que estaba sentada. Se acercó por curiosidad y se dio cuenta de que era ella la persona alrededor de la cual se agrupaban los niños. No podía creerlo, allí estaba, sobre ruedas como casi siempre, sólo que esta vez no eran las de sus patines sino las de una silla… Así sí que parecía inofensiva.

Se le formó un nudo en el estómago y le entraron unas ganas terribles de llorar. Una niña tan pequeña, sin poder volver a andar… Quiso pensar que a lo mejor era temporal, y que en unas semanas o unos meses la volvería a ver rodando como loca atropellando a diestro y siniestro por la calle. Pero el tiempo pasó y desde aquel día cada vez que la ve está sentada en su silla de ruedas.

Ya no le da pereza andar los 10 minutos que separan su casa del metro, ni por la mañana ni por la tarde, y de vez en cuando echa de menos que esté a punto de llevarla por delante “la loca de los patines”.

jueves, 13 de noviembre de 2008

La República Democrática del Congo

La república democrática del Congo es un país centroafricano cuya superficie es algo más de cuatro veces España y tiene unos 60 millones de habitantes.

El Congo sufrió entre 1996 y 1997 la primera guerra del Congo, y entre 1998 y 2003 la segunda guerra del Congo. En estas guerras intervinieron numerosos países centroafricanos, lo cual hizo que a la segunda guerra del Congo se la conozca también como Guerra Mundial Africana. Murieron unos 4 millones de personas. Ahora mismo hay un conflicto entre el gobierno y el líder rebelde Laurent Nkunda, y tanto el ejército como la guerrilla se dedican a hacer pillaje, violar mujeres (con la consecuencia de que el virus VIH se expande como la pólvora) y asesinar a su antojo, a gente inocente. Y todo tiene la pinta de ir a peor, porque los países vecinos van a involucrarse para ayudar a un bando y a otro como ya hicieron en su momento, y probablemente nos encontraremos con otra guerra de grandes dimensiones y con más cientos de miles de muertos…

Y aquí nos preocupamos de la crisis económica y adoramos a Barak Obama como si fuera el salvador de la humanidad. Me pregunto que hará Obama con África, me pregunto si se dignará a coger un mapa, desplegarlo sobre su mesa y analizar la cantidad de conflictos que existen en ese continente, el continente olvidado. Porque en mi modesta opinión, ¿algo se podrá hacer, no? Durante siglos en el “primer mundo” nos hemos dedicado a poner a África patas arriba, y ahora miramos para otro lado… Se intervino en Afganistán para derrocar al gobierno Talibán, se intervino en Iraq para derrocar a Sadam Hussein…

La esperanza de vida en el Congo es de 53 años, en España de 80.

La esperanza de vida en África es de 49 años, en Europa de 74, en Estados unidos de 78.

Porque no nos podemos olvidar del hambre, el mayor asesino de todos. Ninguno nos podemos hacer una idea de la cantidad de dinero aportado por personas de buena voluntad que quieren ayudar que jamás llega a ayudar a nadie, porque se hunde en el mar de corrupción que baña África…

Si me pongo a reflexionar me remuerde la conciencia vivir como vivo, preocuparme de las cosas que me preocupo. Pero no hago nada, no cambio nada… Así que aquí tenéis, en mí, una pequeña representación de la indiferencia de Europa y del resto del Mundo.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Yes, we can

"For when we have faced down impossible odds, when we've been told we're not ready or that we shouldn't try or that we can't, generations of Americans have responded with a simple creed that sums up the spirit of a people: Yes, we can. Yes, we can. Yes, we can.

It was a creed written into the founding documents that declared the destiny of a nation: Yes, we can.

It was whispered by slaves and abolitionists as they blazed a trail towards freedom through the darkest of nights: Yes, we can.

It was sung by immigrants as they struck out from distant shores and pioneers who pushed westward against an unforgiving wilderness: Yes, we can.

It was the call of workers who organized, women who reached for the ballot, a president who chose the moon as our new frontier, and a king who took us to the mountaintop and pointed the way to the promised land: Yes, we can, to justice and equality.

Yes, we can, to opportunity and prosperity. Yes, we can heal this nation. Yes, we can repair this world. Yes, we can.

And so, tomorrow, as we take the campaign south and west, as we learn that the struggles of the textile workers in Spartanburg are not so different than the plight of the dishwasher in Las Vegas, that the hopes of the little girl who goes to the crumbling school in Dillon are the same as the dreams of the boy who learns on the streets of L.A., we will remember that there is something happening in America, that we are not as divided as our politics suggest, that we are one people, we are one nation.

And, together, we will begin the next great chapter in the American story, with three words that will ring from coast to coast, from sea to shining sea: Yes, we can."

Barak Obama (8 de enero de 2008, New Hampshire)

martes, 4 de noviembre de 2008

Obama


Hoy por fin son las elecciones de Estados Unidos. Después de primarias, secundarias, campañas interminables, primero para liderar su partido y después para liderar el país (buff, me agoto de sólo de escribirlo), por fin Barak Obama va a convertirse en el 44º inquilino de la casa blanca. Porque yo a estas horas no sé quien ha ganado, pero vamos, que va a ser él, y si no os prometo la entrada más deprimente y pesimita de la historia de las entradas de blog... porque no puedo imaginar que será de nosotros si vuelven a ganar los republicanos, ¿os imagináis a la retrógrada y fanática de la Pallin esa como vicepresidenta de USA? Se me ponen los pelos como escarpias de sólo pensarlo.

Pero bueno hablemos de Obama. Este tío tiene algo que particularmentre a mi me tiene entregada... No sé si es carisma o es que es negro, no lo tengo muy claro, pero cuando le veo en la televisión o le oigo dar alguno de sus discursos a mí me cautiva (y eso que no le entiendo mucho de lo que dice...). De hecho últimamente hasta le encuentro atractivo... ¿será la erótica del poder?

Eso sí, tengo bastante claro que me va a decepcionar como "líder del mundo libre", a mi y a casi todo el mundo, porque es imposible que cumpla con las espectativas que se tienen puestas en él, no existe ser humano que las cumpla.

Nos conformaremos con que suponga un cambio de directiva en la política exterior de los Estados Unidos, que es lo que a nosotros nos interesa. Que dejen de bombardear a diestro y siniestro, que cierren Guantánamo... bueno, y que a nuestro ZP le haga unos mimitos, que le tienen abandonado.

El tiempo lo dirá.

jueves, 30 de octubre de 2008

Ruth (3ª parte)

¡¡¡Ja!!! ¡¡¡Picasteis!!! No voy a hablar más de mí, se acabó. Una escribe 2 entradas sobre sí misma y ya todo el mundo se cree que la conoce… y hombre, dicho sea que me describo como nadie, pero tengo una complejidad interior también, no creáis, tampoco soy tan facilita de conocer. Bueno, por lo menos eso espero porque la verdad es que siempre es mejor tener un halo de misterio, así le interesas más a la gente, ¿no?

En fin, sólo quería informaros de que no va a haber más Ruth, que os empacháis, y de que no sé yo si esta semana escribiré más, porque con este tiempo y mi meteoropatía galopante, estoy desganada.

domingo, 26 de octubre de 2008

Una historia verdadera

Es el título de una película de David Lynch del año 1999, la última película que he visto. ¿Que qué tengo que decir sobre ella? Pues que es increíble, una obra maestra, me ha dejado un nudo en el estómago...

Hasta hoy no había escrito ninguna entrada sobre ninguna película en el blog (y eso que he visto muchas películas muy buenas últimamente), pero ésta me ha emocionado tanto, es tan conmovedora de principio a fin, que no podía hacer otra cosa.

Cuenta la historia de Alvin Straight, un anciano que recorre más de 500 Km. en una cortadora de césped para ir a ver a su hermano enfermo con el que lleva sin hablarse 10 años. Es una historia sencilla, llena de vida. Cada conversación, cada plano, todo es emocionante. Te mantiene constantemente la sensibilidad a flor de piel, la carne de gallina. La consecuencia de esto es que cualquier escena, por sencilla que pudiera parecer en un principio, conseguía que se me humedecieran los ojos. Aunque bueno, esto tal vez no sea aplicable al resto de la gente, ya que he de reconocer que para las películas soy bastante llorona…

El actor protagonista, Richard Farnsworth, sufría un cáncer terminal de huesos mientras estaba rodando la película, tenía muchos dolores durante los rodajes. Fue nominado al óscar por esta interpretación y poco pues de esto se suicidó pegándose un tiro en la cabeza. Ni que decir tiene que cuando sabes esto la emotividad de cada una de sus apariciones se multiplica por 2...

Y nada más que añadir, sólo que veáis la película, porque de verdad que es una maravilla. Los paisajes, la banda sonora, los personajes... todo. Eso sí, no descarto la posibilidad de que si alguno de vosotros me hace caso y la ve, opine que es un coñazo soberano, porque en realidad no pasan muchas cosas a lo largo de la hora y 45 minutos que dura...¿mi opinión? ¡¡¡Tenéis la sensibilidad en el culo!!! Venga, vale, que no, que yo respeto todas las opiniones, soy una mujer tan comprensiva y tolerante, que hasta puedo comprender y respetar las opiniones de una panda de insensibles sin corazón ni sentimientos…:-P. En fin, vedla y me contáis, ¿ok? Hasta la próxima.

PD: Para los que conozcáis a David Lynch pero no hayáis visto "Una historia verdadera", os diré que si os disponéis a verla cambiéis el chip, que olvidéis "Mulholland Drive" o "Terciopelo azul", porque este es un David Lynch que no os imaginaríais jamás que pudiera existir.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Chicle

Ayer tuve un momento de nostalgia infantil-adolescente. Estaba en el curro masticando un chicle de estos modernos, sin azucar y de un tamaño microscópico, cuando de repente hice una pompa. Bueno, pompa, pompa... más bien hice un ruidito con el chicle. Y entonces un montón de imágenes se agolparon en mi cabeza. Me acordé del boomer, del bubalou, del chewin, de los "chicles de verdad". Esos que hacian POMPAS enormes que explotaban y se te pegaban por los labios, las mejillas y la nariz.... Aaaaaaayyyyyyyysssssss, qué tiempos!
Yo es que era mucho de pompas, la verdad, y nunca hasta ayer me había dado cuenta de lo que las echo de menos. ¿Existirá algún chicle en el mercado me me permitiera revivir el placer que me suponía llenarme toda la cara de chicle e ir corriendo hacia mi madre y enseñársela para que se pudiera hacer una idea de lo gigantesca que había sido mi pompa? Si existe y alguien tiene conocimiento de ello, por favor que se ponga en contacto conmigo, me haría muy pero que muy feliz...

domingo, 19 de octubre de 2008

Cortocircuitos cerebrales

Sí, habéis leído bien, mi cerebro sufre cortocircuitos, y muchos… No voy a revelar nada nuevo a nadie que me conozca un poco si digo que soy bastante olvidadiza y despistada, pero eso sólo es la punta del iceberg. A veces pienso que el comportamiento de mi cerebro es verdaderamente digno de estudio, porque no es normal lo que me pasa, ¡a mi edad!.

Por ejemplo, aproximadamente el 10 % de las veces que voy a decir algo de repente ¡crak!,¡cortocircuito!, y se me olvida... además, muy a mi pesar, la mitad de esas veces no recuerdo nunca lo que iba a decir...

¿Más ejemplos? Pongamos que estoy sentada en el sofá del salón de mi casa y pienso “mmm, tengo sed, voy a beber agua”, entonces me levanto y me dirijo a la cocina. Cuando llego allí ¡crak!,¡cortocircuito!, y pienso “¿para qué coño venía yo a la cocina?”.

Incontables son las ocasiones en las que meto una taza de leche en el microondas para beberme un café calentito y esa taza se queda allí en el olvido, y una hora después cuando mi madre va a hacer lo propio, abre el microondas y, ¿a que no sabéis que hay dentro?, efectivamente una taza, y con leche fría fría...

Sin ir más lejos hoy he metido un bote de cera tibia a calentar en el anteriormente mencionado microondas, después he ido al baño a por un espejito y a hacer mis necesidades. No sé si el “¡crak!” ha sido mientras iba hacia allí, mientras me miraba un grano en el espejo o mientras me colocaba el pelo, pero el caso es que ha habido cortocircuito fijo… Pasada una hora (o más…) me he encontrado con el botecito en cuestión y he recordado que en algún momento del día había querido hacerme la cera, así que ya que estaba todo dispuesto, pues me la he hecho... más vale tarde que nunca, ¿no?

También me pasa un montón de veces que voy a hacer algo y me quedo en blanco, de repente no tengo ni la más remote idea de lo que iba a hacer. Entonces me paro y pienso “venga Ruty, concéntrate, recuerda lo que ibas a hacer”, y tras unos segundos de concentración casi siempre me acuerdo… ¡menos mal! Pero oye, a una la deja preocupada, que si con 27 años estoy así, ¿qué será de mí a los 70?

Sí, sí, sí, sé que es muy triste, pero no puedo hacer nada para evitarlo. A lo mejor debería de ir al neurólogo a que me diera electro-shocks o algo así, que me rapen el pelo, me peguen unas cuantas ventosas y me den descargas, lo mismo de esa forma los cortocircuitos desaparecen…¡Va! Pensándolo mejor no me arriesgo, que todo sea que además de seguir en la parra tenga que llevar el pelo rapado, no creo que me favoreciera. Además la gente que me quiere me acepta como soy, ¿o no?

miércoles, 15 de octubre de 2008

La influencia que la crisis ejerce en mí

Me he sorprendido a mi misma escribiendo en un mail dirigido a mi novio lo siguiente:

"Por cierto que el euribor sigue bajando, a ver si sigue así y la media de este més no sube del 5,4. Además el yen aguanta y no sube de los 140."

Me ha faltado comentar la suave caída de las bolsas después del rebote de ayer que las permitió coger aire tras la jornada histórica del Lunes...

Desde luego si para algo está sirviéndome la crisis es para aprender un montón de economía (un montón más que antes, quiero decir, no un montón en general, sigo sin tener ni idea....). Utilizo términos en mi lenguaje habitual que hace 6 meses o bien no sabia que existían, o bien no sabía lo que significaban.

No hay mal que por bien no venga.

domingo, 12 de octubre de 2008

Sobrevivir al fracaso

El Viernes vi la película “Separados”, no sé si sabréis cual es, es una de Jennifer Aniston y Vincent Vaugh en la que una pareja rompe y… vaya, creo que no pasa nada más, simplemente una pareja rompe… En fin, dejando a parte la crítica de la misma, la película me trajo algunos recuerdos, todos malos, sobre cierto momento de mi vida. Claro que he de decir que no se parecía en absoluto a lo que me pasó a mi, ya que la ruptura que tiene lugar en el film se aleja bastante de las rupturas de la vida real, que aunque a veces la realidad supere a la ficción, lo de esta peli no hay quien se lo trague... ¡ups! iba a dejar a parte la crítica de la película, ¿no? Ya lo dejo, ya.

Yo, por suerte o por desgracia, sólo he vivido el final de una relación. Digo por suerte o por desgracia porque supongo que, aunque no es mi caso, habrá finales que te dejan un relativo buen sabor de boca y, aunque todo haya terminado, sientes que mereció la pena. Como ya he dicho, no es mi caso. Aunque no me voy a poner a contar aquí mi historia, no tengo ganas de hacerlo, la verdad, sólo quiero intentar describir lo que se siente (o por lo menos lo que yo sentí) cuando todo se acaba.

Cuando dejas a alguien después de casi 4 años de relación, es porque no puedes más, porque estás cansada de luchar, de buscar una solución a algo que no la tiene. Estás hundida en el fango, y cuanto más intentas salir, más te hundes.

Cuando llevas tanto tiempo de relación, ya das por hecho que él es el hombre de tu vida, imaginas tu futuro siempre a su lado, conoces a su familia y él a la tuya, compartís todo. Y de repente tienes que tomar “esa” decisión, y os puedo asegurar que es mi caso fue la decisión más difícil de toda mi vida, y también la más acertada, aunque eso lo sé ahora.

Lo que yo más recuerdo es la sensación de completo fracaso, sientes que llevas mucho tiempo trabajando en algo, poniendo toda tu ilusión y tus energías en seguir adelante, y de repente todo se va a la mierda. Además, cuando eres tú la que rompes, tienes que cargar con el insoportable peso que supone hacer daño a otra persona, y no a otra persona cualquiera, sino a una de las más importantes de tu vida durante los últimos años. Tienes que luchar contra la compasión que sientes hacia él, porque si te vence puedes dar marcha atrás (cuántas veces estás a punto de hacerlo…) y retomar una relación por compasión es el error más grande que se puede cometer.

También estás profundamente decepcionada. Decepcionada contigo, con él, con el amor, con la vida en general… y piensas de manera pesimista, sobre todo en todo lo que a la relación hombre-mujer se refiere, y dejas un poco de ser tú.

Pero el tiempo lo cura todo, y recuperas la fe en el amor, y te enamoras. Entonces todos los recuerdos malos va a parar a un pequeño rinconcito de tu cerebro, donde poco a poco son sepultados bajo nuevos recuerdos, recuerdos maravillosos formados al lado de una persona igualmente maravillosa que te hace feliz, te quiere y te respeta.

Eso va por ti, amor mío, te quiero muchísimo.

martes, 30 de septiembre de 2008

I kissed a girl and I liked it

Hay una jovencita de 24 años llamada Kate Perry que por lo visto anda escandalizando a medio Estados Unidos con la letra de una canción que ella misma compuso y que por lo visto es autobiográfica, la canción se titula “I kissed a girl”, y cuenta como en una noche cualquiera la nena besó a una chica y le gustó, qué cosas… No me voy a poner ahora a analizar lo que me sorprende que a estas alturas se pueda escandalizar alguien por eso, que me da bastante pereza, sino que voy a hablar de la bisexualidad.

Iba a catalogar a la bisexualidad de “condición sexual”, pero la verdad es que no sé si lo es o no lo es. Tal vez sea simplemente un modo de vida… un modo de vida de gente carente de prejuicios y a la que no le asusta tener nuevas experiencias.

Al final el amor es un sentimiento exclusivamente humano, los animales no se enamoran, sólo buscan un miembro de su misma especie pero del sexo contrario con el objetivo de reproducirse y perpetuar la especie. No niego que para algunos humanos el amor sea algo parecido a esto, hay gente para todo en este mundo, pero creo y sobre todo espero que no sean muchos… el amor es muchísimo más complicado.

En general buscamos a alguien en quien podamos confiar, que nos haga reír, que nos proporcione seguridad, que nos de cariño, etc., y en última instancia alguien que nos atraiga físicamente. Y digo en última instancia porque yo creo que estamos absolutamente condicionados a los cánones sociales de belleza y sexualidad, y por eso buscamos personas “guapas” del sexo contrario, ni más ni menos. No niego que tengamos ese mismo instinto que tienen los animales de, como decirlo, ¿“aparearnos”?, pero a medida que avanzamos y evolucionamos nos alejamos más de ellos en todos los aspectos, y en éste ocurrirá igual.

Algunos pensaréis si lo que estoy insinuando es que todos en el fondo somos bisexuales, pues os saco de la duda, efectivamente pienso eso, por lo menos en lo que se refiere al amor como sentimiento exclusivamente humano. Me imagino un mundo dentro de unos 200 años en los que existirá un porcentaje de parejas del mismo sexo bastante elevado, pero no os preocupéis que no nos vamos a extinguir, ya nos las apañaremos.

Que no, que no se me ha ido la cabeza, es que todavía no estáis preparados para entenderme… ¡el tiempo me dará la razón!

jueves, 25 de septiembre de 2008

Cristal

Hace poco escuché el nombre de una droga hasta ese día desconocida para mi, el Cristal. Me sigue pareciendo increíble, a pesar de que debería de estar acostumbrada, conocer gente que se meta este tipo de mierdas, aunque sólo sea de vista… Os voy a “ilustrar” con algunas de las maravillosas características de esta sustancia:

“Es un estimulante y excitante del sistema nervioso central y además de euforia produce un fuerte acostumbramiento. La sustancia produce la suspensión de la consciencia y la noción de riesgos. Así una persona puede cruzar caminando un semáforo en rojo sin siquiera inmutarse. Pasada la sensación de adrenalina, el organismo hereda daños tan inmediatos como sus efectos. Al igual que un motor que se acelera se desgasta más rápido, el sistema nervioso se daña velozmente provocando lesiones en el cerebro como la falta de irrigación. El daño provocado es irreversible”

“Es fácil de producir en laboratorio y difícil de detectar en paso de frontera”

El hijo de un amigo de mi padre será esquizofrénico de por vida por culpa del éxtasis, un amigo de mi hermano en un mes de consumo acabó en un psiquiátrico. Y supongo que no soy la única persona que conoce casos así.

En este tipo de drogas la cosa no es saber controlarse, aunque puedas hacerlo te siguen destruyendo, arruinan tu vida y de paso la de la gente que te quiere. También enriquecen a narcotraficantes cuyo dinero probablemente financie negocios tan loables como el terrorismo o la trata de blancas.

Si alguien que consuma me está leyendo le invito a reflexionar aunque sólo sea un poquito, aunque supongo que la cabeza de la gente que se envenena de esta manera no suele practicar la reflexión…

jueves, 18 de septiembre de 2008

¡Sonríe!

Me encanta la gente que sonríe mucho. No me refiero a la gente que se ríe mucho, no hablo de carcajadas sino de sonrisas. Me resulta enormemente contagioso, si alguien me sonríe inmediatamente yo contesto con una sonrisa, es un efecto parecido al que se produce cuando alguien bosteza.

La sonrisa es algo que te ilumina la cara, y un poco de esa luz se refleja también en la cara de los demás. Te hace estar más guapa, te da confianza y se la inspira al resto de la gente. Cuando vas a un restaurante y el camarero te sirve la comida con una sonrisa, cuando saludas a un vecino en el ascensor y sonríe al devolverte el saludo, cuando chocas sin querer con alguien y le pides perdón y entonces esa persona te sonríe… Cada encuentro insignificante, de las decenas de encuentros que cada uno tenemos al día, puede ser especial si sonríes.

Quién no ha leído un correo electrónico y ha sonreído, o se ha encontrado con alguien y, cuando se han despedido y se aleja, lo hace con una sonrisa en la boca. Por un momento estás prácticamente llena por dentro, es una sensación estupenda que además dura un buen rato.

Creo que si hiciéramos un esfuerzo por sonreír más todo sería más fácil. Seríamos más positivos y llevaríamos mucho mejor la cara de la rutina diaria. Básicamente seríamos más felices.

domingo, 14 de septiembre de 2008

París

París es una ciudad única. Es amor, es magia, es elegancia, es belleza…
Allí casi nada te deja indiferente, todo impresiona y enamora. Parece que nada se construyó al azar, que todo sigue un patrón de absoluta perfección, pensado para embargarte en cada calle, en cada esquina. Si amas, allí amas más…
En París estás en casa, paseas sobre tus recuerdos, todo es familiar porque todo lo conoces de una u otra manera.
Sientes que caminas en una película, te encuentras sin cesar formando parte de escenarios conocidos. Recorres sus museos y pareces recorrer las páginas de tus libros del colegio.
Te marchas pensando que te gustaría volver algún día, pero volver no sólo para visitar la ciudad, sino para formar parte de ella, ser tú misma París. Pintar en alguna calle del barrio de Montmatre, beber vino a orillas del Sena, besarte bajo la torre Eiffel, cenar en Maxim’s…

Pero no estés triste mi querida Madrid, tú eres la primera en mi corazón, ya lo sabes... He vuelto a ti como antes, pero algo distinta, ahora podré decir aquello de “Siempre nos quedará París”…

miércoles, 3 de septiembre de 2008

El día en que fui atropellada

Aquél día tenía lugar el acontecimiento social del año para mí y para todos los niños y niñas de mi clase. Era el cumpleaños de Mamen.  Mamen era la niña más alta de mi curso y una de las más listas, pero lo más importante de ella era que cada año celebraba un mega-cumpleaños al cual invitaba a toda la clase… nadie invitaba a toda la clase a su cumpleaños excepto ella ¡¡era genial!!   

Y ahí estaba yo, sin parar de moverme de un lado a otro por mi casa, esperando ansiosa la hora de irme a la fiesta del año, cuando de repente me entero de que el cumpleaños empezaba una hora antes de lo que yo creía ¡¡no podía ser!! Aquello fue un drama... ¡¡me estaba perdiendo el principio!! Y el principio era lo mejor: las llegadas, las felicitaciones, los regalos... ¡la comida! Me vestí a toda prisa y le dije a mi madre que me llevara allí ipso-facto (supongo que con los 10-11 años con los que contaba entonces no utilizaría esa palabra, pero el significado venía a ser el mismo). Así que mi madre cogió la furgoneta de mi padre, que estaba en Sevilla por asuntos de trabajo, dejó a mi hermano pequeño solo y me llevo a casa de Mamen. 

Al llegar allí, cuando mi madre paró en doble fila, pude ver justo en la acera de en frente como todos mis amigos jugaban en los alrededores de la casa… La merienda había prácticamente terminado y ya estaban divirtiéndose…¡¡mierda!!  Abrí la puerta de la furgoneta y salí como una exhalación hacia mis compañeros. No miré al cruzar la calle… 

De repente sentí como una especie de hormigueo me recorría la parte izquierda del cuerpo, a la altura de la cintura. Oí un montón de sonidos a la vez: un frenazo, gritos, pasos apresurados… Todo se volvió negro y en un instante estaba sentada en la calzada rodeada de gente. Oía a mi madre gritar como nunca la había oído hacerlo hasta entonces y como nunca la he vuelto a oír, no paraba de decir “¡mi hija!, ¡mi hija!”. De repente caí en la cuenta, me habían atropellado. Lo primero que pensé es que había sido culpa mía. No lloré, no me dolió en ningún momento, sólo pedía una y otra vez perdón a mi madre y al conductor del coche, que se había llevado un susto de muerte… No paraba de repetir “lo siento, lo siento mucho, ha sido culpa mía”.  

Mis compañeros de clase miraban desde el otro lado de la calle boquiabiertos y el número de personas a mi alrededor aumentaba poco a poco. Rápidamente me puse de pie, mi madre se tranquilizó muchísimo, si me levantaba no me podía haber pasado nada grave… Como mi hermano estaba solo en casa no podía llevarme al hospital, así que una señora embarazada y el conductor del coche y su mujer, que iba con él, se ofrecieron a llevarme. Qué gente más encantadora… el hombre y su mujer se portaron genial conmigo, estaban contentísimos porque no me había pasado nada y me contaron de donde venían y a donde iban… iban a casa de su hija. No les importó que me cargara la luna del coche con la cabeza, incluso hacían bromas al respecto.
 
La embarazada me llevaba abrazada como si fuese su hija y me dijo que el bebé que esperaba era una niña, también me dijo que Ruth era un nombre muy bonito y que iba a llamar así a su niña en mi honor, me hizo muchísima ilusión.
 
El resto de la historia no añade mucho más, me hicieron un montón de pruebas en el hospital y no me vieron nada de nada. Más tarde llegó mi madre con mi hermano y les agradeció mucho al taxista (me he fijado en que hasta ahora no había mencionado que el coche que me atropelló era un taxi), a su mujer y a la embarazada que me hubieran llevado hasta allí. Les dijo que se podían ir, pero no lo hicieron, se quedaron hasta que terminaron con todas las pruebas y confirmaron que no me pasaba nada. Luego volví al cumpleaños y le quité el protagonismo del día a Mamen… no le importó, todos mis compañeros también se portaron genial conmigo. 
 
Fue una experiencia increíble de la cual no guardo en absoluto mal recuerdo, sino todo lo contrario. Di con una gente maravillosa que me cuidó como a una hija a pesar de no conocerme de nada. Supongo que me recordarán como yo les recuerdo a ellos… eso me gustaría…

jueves, 28 de agosto de 2008

Ruth (2ª parte)

Soy una persona compleja, ¿no pensaríais que en sólo una entrada de blog iba a describirme entera, no? Lo que pasa es que os raciono mis aportaciones “egocéntricas”, no sea que os vayáis a hartar de mi…¡eso no lo permitiré! Aquí voy.
  • Soy una persona muy nerviosa. Mucha gente me dice que no lo parezco para nada, pero lo soy. Me muerdo las uñas, los padrastros, el interior de la boca, me toco todos y cada unos de los granos que me salen… Siempre tengo que estar haciendo algo. Además cualquier cosa me pone nerviosa: un viaje, un partido de fútbol…
  • Como mucho, y absolutamente de todo. Cualquier cosa me gusta, no existe comida que no me pueda comer, hay cosas que no me gustan, como las aceitunas, pero puedo comerlas tranquilamente. De hecho creo que las aceitunas es lo único que digo que no me gusta.. da gusto conmigo, ¿eh? Como diría mi abuela.
  • No soy nada cabezota. Suena presuntuoso por mi parte, pero es que es así… Puedo cambiar de opinión en una discusión si la otra parte me argumenta su posición de manera convincente (a mi parecer, claro). También tengo que decir que cuando estoy absolutamente convencida de lo que digo pongo bastante energía en defenderlo, pero eso no significa que no pueda rectificar, puedo y de hecho lo hago bastante más a menudo que la mayoría de la gente que conozco.
  • Soy un poco criticona… bueno, está bien, soy bastante criticona. Yo es que si voy andando por la calle y veo una tía que lleva una falda estampada con una camisa de rayas, pues no me puedo callar… así que instantáneamente le hago a la persona que me acompaña un comentario del tipo “mira que mona va esa”. Pero he de decir a mi favor que no critico a la gente que me importa, a no ser que me haga algo :-P. Y que suelo criticar aspectos superficiales. ¡Ah! Y una cosa es criticar y otra juzgar, yo no juzgo.
  • Soy torpe en un montón de cosas, y además tengo poquísima paciencia cuando algo no se me da bien de primeras. Es algo muy frustrante para mí, especialmente porque choca frontalmente con mi abundante amor propio. De hecho soy de “fácil frustración”. Me he llegado a cabrear muchísimo, de llegar a tener ganas de llorar, por una cosa tan tonta como puede ser no saber jugar a un videojuego… qué le voy a hacer…
Y por hoy termino, así me guardo cositas para la 3ª y última parte.

viernes, 22 de agosto de 2008

Un día cualquiera

Me imagino a una madre de unos 50 años, está bastante nerviosa y no para de correr de un lado para otro de la casa. Coge algo y lo deja en el mismo sitio, comprueba unas 5 veces el contenido de su bolso, y pregunta una y otra vez a su marido y a su hijo mayor si no se les olvida nada. Mira el reloj y se dirige con decisión al cuarto de baño, cuando intenta abrir la puerta está cerrada.

- ¡¡Vamos!! Llevas más de media hora en el servicio y tu maleta está sin hacer. ¡Al final vamos a llegar tarde al aeropuerto por tu culpa!

Un hombre soltero de 30 años está en su casa hablando por teléfono, sujeta el auricular entre el hombro y la mejilla mientras mete un bañador en una pequeña bolsa de viaje.

- No mamá, no se me olvida nada... Sí mamá, te llamo justo antes de despegar, no te preocupes.

“Estoy deseando comer comida casera y dormir en mi cama…”, piensa. Lleva 5 años trabajando en Madrid, pero no acaba de acostumbrarse a la capital.

Otra imagen que me viene a la cabeza es la de una chica joven de unos 20 años que espera en la cola de facturación. Lleva 10 minutos mirando su reloj y la puerta de entrada alternativamente. Ya la ve, agita su brazo derecho enérgicamente y al final consigue una respuesta. La otra chica corre torpemente con la enorme maleta y cara de alegría. Cuando llega hasta ella se abrazan y empiezan a dar vueltas sobre sí mismas dando pequeños saltitos.

- ¡¡Por fin nos vamos!! ¡¡Va a ser una semana increíble!!

Estas 3 historias no se saldrían de lo común si, después del momento descrito en cada una de ellas, sus protagonistas no hubieran cogido el vuelo JK5022 de Spanair del día 20 de Agosto de 2008. Por supuesto que me las he inventado, pero seguramente tendrán alguna semejanza con momentos que realmente sí ocurrieron. Porque esas 153 personas que ya no están, eran personas normales y corrientes, como nosotros, o incluso mejores que nosotros.
Espero que no sufrieran, y espero que sus familias superen el dolor de la pérdida lo mejor posible. A todos ellos les dedico esta entrada y les acompaño en el sentimiento de todo corazón.

lunes, 18 de agosto de 2008

Os doy la bienvenida

A todos, a viejos conocidos y nuevos navegantes. Empieza un nuevo ciclo para mi blog, nueva imagen, mismo objetivo, descargar mi mente y entreteneros a tod@s (o por lo menos intentarlo).

Esta es la primera entrada completamente inédita que escribo, el resto son las de mi antiguo blog (http://pierdertiempo.spaces.live.com/). Sólo quería, además de daros la bienvenida, marcar con una entrada la separación entre el pasado y el futuro de mi humilde pensadero. Por desgracia los comentarios antiguos no los puedo transcribir (de ahí que ninguna entrada antigua tenga comentarios), pero los mantengo en su ubicación original, para los nostálgicos…

Para los que ya me leíais: espero que sigáis haciéndolo.
Para los que acabáis de descubrirme: espero que os guste y os enganche.

Hace 5 meses que comencé a escribir, y tengo que confesar que la experiencia me encanta. Me encanta quedar un día con alguien y que me diga que ha leído mi blog, me encanta leer los comentarios de mi gente, ¡sobre todo los que me halagan :-)!, me hace mucha ilusión… Todo ha sido y es tremendamente positivo.

Aquí me desahogo, me entretengo y aprendo, aprendo a expresarme de manera escrita de una manera más o menos aceptable… no lo hago muy mal, ¿no? Además es una manera de comunicarme con gente a la que no veo todo lo a menudo que me gustaría, me gusta pensar que en cierta manera cuando me leen se acuerdan de mí, aunque sea sólo un poquito.

Espero no decepcionaros en mi nueva etapa como blogger. Quiero conseguir evolucionar poco a poco, pero tenéis que ser pacientes conmigo, ¿vale? Prometo esforzarme mucho por subir un la calidad y el interés de mi pensadero, pero vosotros tenéis que corresponderme con vuestra fidelidad, quid pro quo.

¡Nos vemos pronto!

jueves, 14 de agosto de 2008

Indignación

Cada 3 o 4 días muere una mujer en manos de su pareja o expareja. 47 van este año, 47 vidas llenas de humillaciones y tortura, de amenazas y pánico constante, vidas que acaban con la peor de las violencias.

Cuando leo la noticia de una de estas muertes siempre me hago las mismas preguntas:

La primera que me viene a la cabeza es dónde estaba la familia de esa mujer mientras ella sufría, porque algunas eran inmigrantes solas en España que no tenían a nadie a quien acudir, pero muchas otras no, muchas otras eran españolas y tendrían una madre, un padre, hermanos…

Pienso que los miembros de esa familia o están ciegos, o son unos cobardes. Si a algún hombre se le ocurriera ponerme la mano encima yo no lo permitiría, de eso no hay duda, pero si no fuera así, mi padre y mi hermano irían a por él, y más le valiera esconderse en un agujero bien profundo… Y desde luego no veo a mi madre no dándose cuenta de que vivo continuamente amenazada de muerte, estoy segurísima de que al primer bofetón notaría que algo no iba bien. No sé, supongo que estas cosas no pasan en familias bien estructuradas, o a lo mejor sí, lo cual da bastante miedo la verdad.

Otra pregunta que me hago siempre es por qué. Yo puedo llegar a comprender que perdones un empujón, UNO, un apretón fuerte en el brazo, UNO, pero al segundo tienes que darte cuenta de que esa persona no está bien, tiene un comportamiento excesivamente violento. Tienes que notarlo porque conoces más gente y sabes como se comporta, porque tuviste un padre que nunca le hizo eso a tu madre… ¿o sí? Muchas mujeres maltratadas eran hijas de mujeres maltratadas, tal vez eso les haga encontrar esas situaciones violentas más o menos “normales”...

No puede ser que en pleno siglo XXI tenga que ver como morimos como moscas a manos de seres inseguros, cobardes y violentos que no se ven capaces de mantener a nadie a su lado si no es mediante el miedo. No puede ser que en el “primer mundo” mueran personas simplemente por ser mujeres y querer ser libres. No puedo admitirlo, me indigna, me da rabia, me cabrea.

Y en medio de todo esto, tengo que leer como un hombre está en coma por defender a una mujer de su pareja, y cómo esta mujer dice que no se siente maltratada y que lo que le pasa a su marido o novio es que está en tratamiento psiquiátrico, que aquel día no se había tomado la medicación y que es una “bellísima persona”. Dice que si el hombre no hubiera intervenido no hubiera pasado nada… En fin, lo que siento es que no estéis TÚ y la gran persona que es tu pareja en coma, que no sean vuestras familias las que estén destrozadas. Pero la vida no es justa, y un profesor de universidad íntegro y valiente y su familia son los que sufren, y no hay nada que podamos hacer. Menuda mierda…

lunes, 11 de agosto de 2008

Abandono

Hola a todo el mundo, sí, soy yo, increíble ¿verdad? Tengo el blog de lo más abandonadito, lo sé, es que entre las vacaciones y la carencia absoluta de inspiración… nunca tengo nada que decir.

Pero me he dicho a mi misma que todo es ponerse, así que he cogido el teclado, he abierto la página de myspace y me he puesto a escribir, a ver que sale. ¡¡Buff!! Parece que por ahora no ha salido nada de nada, sólo un par de párrafos vacíos de contenido, vamos “de relleno”.

Podría contaros que he estado 2 semanitas en Alicante descansando y tomando el sol, y que ahora mismo no soy Ruth, sino su prima mulata (jejeje). Que han empezado las olimpiadas y que ya me he tragado una buena sesión de ciclismo, esgrima y natación, 3 deportes que en cualquier otro momento no despiertan ningún tipo de interés en mi, pero las olimpiadas tienen el mágico poder de hacer que te interese cualquier deporte por aburrido o desconocido que sea. Pero vamos, que voy a estar totalmente fuera del alcance de su mágica atracción, porque Pekín está muy lejos y todo es por la mañana, y yo por la mañana trabajo, qué se le va a hacer.

Pero el caso es que no se me ocurre ningún tema que desarrollar levemente interesante, lo siento mucho…

Prometo invocar a las Musas para ver si son generosas conmigo y puedo deleitaros con una entrada como Dios manda, no como ésta… os pido perdón por esta entrada… no tengo vergüenza.

Nos vemos pronto, muy pronto ¡lo prometo!

lunes, 30 de junio de 2008

CAMPEONES DE EUROPA

Como anuncié, aquí está, la entrada de blog que siempre he querido escribir (siempre = los pocos meses que llevo escribiendo en el blog, Lengua fuera). Y es que ayer se produjo el milagro, ayer todos fuimos uno sólo, todos gritamos, saltamos, nos emocionamos, nos abrazamos, nos besamos… y todo porque por fin la historia nos pagó la deuda que tenía con nosotros, por fin ganamos algo con la selección española de fútbol, por fin somos ¡¡campeones de Europa!!.


Por mucho que a algunos les fastidie, el fútbol es algo más que un juego y algo más que un deporte, es un sentimiento, y más si está por medio el equipo nacional. Porque ayer hubo gente delante de la televisión que no ve ni un solo partido de liga ni de copa del rey ni de champions leage, y esa gente se mordía las uñas igual que lo hacíamos los que normalmente sí que vemos esos partidos. Y es que en algunos momentos lo pasamos mal, porque injustamente sólo llevábamos un gol y ya se sabe: el fútbol es un deporte en el que juegan 11 contra 11 y siempre ganan los alemanes.


Pero ayer no les tocaba a ellos, nos tocaba a nosotros, a España y a los españoles, ¡oléeeeeeeeeee!. Y ya sólo me quedan un par de cosas por decir:


¡LO LO LO LOLO LOLOLO, QUÉ VIVA ESPAÑA!

Y, por supuesto:

¡CAPEOONES, CAMPEOOOONES, OE OE OEEE!

¡¡Nos vemos en Sudáfrica!!

martes, 24 de junio de 2008

¡España!

No podía… Tenía que escribir sobre el gran momento que viví el Domingo… sin remedio. Voy a permitirme el lujo de gritar como tantas veces hice antes de ayer y sin ningún tipo de complejo ¡viva España!. Puede sonar, absurdo, triste, superficial, básico, simple, lamentable… como queráis, pero se me ocurren poquitas cosas (de hecho en este momento ninguna) con las que se desate tanta euforia y en tanta gente a la vez, que no sea con el fútbol, y en particular con la selección española.

A la gente que no os guste el fútbol os digo una cosa, de verdad, no os imagináis lo que os perdéis… En una emoción tan grande, un subidón de adrenalina tan brutal ver como gana tu equipo… ver como toda la gente de tu alrededor se alegra, y gritáis juntos y os abrazáis y sentís un júbilo que no se puede explicar… Ya, ya sé lo que estáis pensando, que os pasa lo mismo con otros deportes, que disfrutáis igual con la selección de baloncesto o con Rafa Nadal, yo siento contradeciros pero no es lo mismo, yo también disfruto con ellos pero esto es otra cosa.

Ahora espero el Jueves con impaciencia, espero poder sentir otra vez esa alegría cuando pasemos a la final, y espero poder escribir en este blog una entrada cuyo título sea: CAMPEONES DE EUROPA.

miércoles, 11 de junio de 2008

¿Y el verano?

Se ha nublado… El sol acaba de volverse a esconder, como lleva haciendo tantos meses. ¿Qué es lo que pasa? Estamos en pleno mes de Junio y tengo que venir con pantalón largo y chaqueta a trabajar. No hago más que recorrerme todas y cada una de las páginas de Internet con información meteorológica y no veo que el Verano tenga ninguna intención de llegar… El tiempo empieza a convertirse en una especie de obsesión para mí.

Cada mañana me levanto, me ducho y, justo antes de empezar a vestirme, subo la persiana de mi habitación. Ningún día está soleado… ninguno… Es deprimente, me produce una desazón que no puedo explicar, necesito la luz y el calor que suele hacer en esta época, ¡los necesito ya!

Me gusta la ropa de verano, es más bonita y más cómoda, no tienes que llevar mil capas como si fueras una cebolla, ni calcetines, ni medias, no tienes que cargar con el abrigo y enseñas los hombros y las piernas todo el día. Pero este año toda esta ropa continúa en el armario, bajo las sombras, sin recibir ni una gota de esa luz y ese calor que tanto me gustan.

Las terrazas están vacías y, en consecuencia, la calle mucho menos animada. No se puede ir a la piscina y por la noche incluso hace frío, estoy harta… Todo el mundo dice que el calor vendrá, que luego durará hasta Noviembre, que echaremos de menos esta temperatura, y bla bla bla. No me sirve de nada, no me consuela ni me anima ni nada, yo necesito 30 grados en Junio para ser yo, sin ellos me convierto en una sombra de mi misma. No recuerdo ni un solo día de mi cumpleaños así, ni uno, siempre hace bastante calor, pero este año me temo que no va a ser así. Parece que no va a llover, pero la temperatura mínima va a ser de 12º y la máxima de 26º, en fin, me tendré que conformar con eso.

Supongo que todo esto tendrá que ver con el cambio climático y nos lo tenemos bien merecido. Según lo que he podido observar los últimos años, nos espera un futuro en el que no hará ni frío en invierno ni calor en verano, oye, una temperatura estupenda, sigamos despilfarrando energía, llevando el coche a todas partes, no reciclemos, tiremos al water cualquier tipo de basura… total ¡si el tiempo así está genial! Eso sí, la tierra de vez en cuando se mosquea, y nos mata por millones con huracanes, terremotos, inundaciones… lo malo es que mata a los que menos culpa tienen, a los más inocentes.

Lo cierto es que he empezado esta entrada de blog con la intención de explicar lo que me deprime el tiempo que ha hecho en Mayo y lo que llevamos e Junio, sin más, pero al final ha sido una especie de discurso ecológico. Bueno, despertar conciencias de vez en cuando nunca viene mal, que el cambio climático es un tema muy serio y debería de preocuparnos a todos, por mucho que diga el primo de Rajoy…

lunes, 9 de junio de 2008

Mi cumpleaños

Quedan exactamente 4 días para mi cumpleaños, es genial!! Me encanta ese día. Desde que me levanto me siento distinta, estoy especialmente alegre y de
buen humor, y a medida que avanza el día y recibo mensajes y llamadas de felicitación, me siento más alegre y con mejor humor. Y aunque estéis todos pensando que es por los regalos, no lo es, para nada, simplemente una es un poquito egocéntrica y le encanta ser el centro de atención Lengua fuera.
Cumplir años no me traumatiza en absoluto, por lo menos por ahora... creo que cada edad tiene cosas bonitas que no tienen otras edades y que hay que
disfrutarlas al máximo, porque lamentablemente no las vas a poder revivir. De hecho conozco mucha gente que le tiene un pavor increible al hecho de acercarse a los 30, y sin embargo a mi los 30 me parece una edad estupenda, llena de cambios importantes y de experiencias únicas.
Aunque he de decir que este año me ha dado por reflexionar. Cumplo 27 años, vamos, que ya voy siendo una mujer hecha y derecha, y la verdad es que no esperaba que mi vida a estas alturas fuera así. No sé si las chicas que leéis esto os acordaréis de un jueguecito que hacíamos cuando éramos pequeñas, consistía en pintar un cuadro de tiza en el suelo en cuyo interior ponías la edad a la que te ibas a casar y alrededor, a cada uno de los lados del cuadrado, ponías 3 posibilidades diferentes para 4 carácterísticas de la boda en cuestión: el nombre del novio (por supuesto..), el viaje de luna de miel y otras 2 cosas que no recuerdo. Pues bien, la que ponía 27 dentro de ese cuadrado recibía múltiples exclamaciones de sorpresa por parte de sus amigas tales como "qué mayor!!" o "tan tarde?". Quien me ha visto y quien me ve... 27 tacos y no sólo no me caso, es que vivo con mis padres!!!
En fin, la vida cambia mucho, y cuando éramos pequeñas no era extraño casarse a esas edades... pero ahora sí que lo es un poco (depende de las circunstancias de cada persona, claro), así que yo no estoy agobiada ni mucho menos, voy a mi ritmo Guiño.
Aunque no voy a mentir, tengo muchas ganas de emanciparme y sentirme independiente en todos los aspectos. Cada vez que voy a ver mi piso me imagino allí, con Arturo, pasando cada día de mi vida, con sus cosas más o menos cotidianas. Imagino los muebles, la decoración, incluso los vecinos, me hace muchísima ilusión... Así que creo que el tiempo que me queda para que me lo entreguen se me va a hacer muuuuuy largo, pero hay que ser paciente, que todo llega.
Y por hoy termino, espero no tardar tanto en volver a escribir como esta vez, es que no he tenido tiempo... Ah! Y recordad: Viernes 13 de Junio cumpleaños de Ruth, espero que me saturéis el móvil!!!! Lengua fuera.

BESOS PARA TODOS!!!!

viernes, 23 de mayo de 2008

Televisión ¿educativa?

Si hay algo que me saca de quicio en la televisión (y eso que últimamente me sacan de quicio muchas cosas) son los anuncios de detergente. De verdad es que no puedo con ellos... Es una expresión del machismo más rancio, el más antiguo y arraigado, por lo menos en este país.
Estoy visualizando un ejemplo en mi cabeza en estos momentos, en él aparece la fachada de un edificio con balcones, y de cada uno de ellos sale una mujer, el anuncion consite en que todas ellas comentan de balcón en balcón lo increíble que es el detergente de una, ¡¡qué bien que le deja las sábanas y la ropa de los niños!! Ufff, es que me pone de los nervios...

No entiendo como nadie se queja, porque en mi opinión el reparto de los trabajos del hogar y de la educación de los hijos es el pilar fundamental para acabar con la desigualdad de la mujer, y sin embargo se nos bombardea a diario, y sin ningún tipo de oposición, con imágenes en las que sigue apareciendo la mujer como la única encargada de las tareas domésticas. Esos anuncios salen a todas horas, y lo ven los niños de todas las edades, con lo cual seguimos metiendo en la cabeza de los más pequeños la imagen de que la que lava, plancha y friega es mamá, y así no avanzamos... ni de coña...

Luego tenemos a un montón de feministas de pancarta que no hacen más que quejarse por chorrradas como que en un anuncio de D&G salga un tío cogiendole las muñecas a una tía y eso induce a la violencia doméstica... O diciendo que los consursos de belleza son degradantes para la mujer. Por favor... los concursos de belleza son eso, "de belleza", y no se disfrazan de ninguna otra cosa, además de que existe su versión masculina... Hacedme el favor de analizar de manera seria y responsable la sociedad que nos rodea, y luchad contra los estereotipos machistas que están por todas partes, como los citados anuncios de detergentes (lavavajillas, cualquier producto de limpieza para el hogar o alimento para niños), y dejaros de tanta gilipollez.

Y no podía hablar de esto sin hacer una mención especial a la ministra de defensa, a la cual quiero felicitar por ser madre y demostrar a todo el mundo que no eres ni inválida ni enferma aunque estés embarazada, y que se puede compatibilizar la maternidad con un puesto laboral de relevancia. Ahora espero que comparta la baja por maternidad con su marido y que eso sirva de ejemplo para que la sociedad se vaya acostumbrando a que tener hijos es cosa de 2, y como cambio importantísimo en la vida de una pareja, deberia afectar a ambos miembros de la misma por igual, en todos y cada uno de los aspectos: vida laboral, responsabilidad, educación...

En fin, voy a dejarlo porque podría rellenar cientos y cientos de líneas sobre este tema, y eso os aburriría un pelín, ¿no? Espero ordas de comentarios femeninos apoyando mi causa, chicas. ¡¡Hasta la próxima!!

lunes, 19 de mayo de 2008

Ruth

Hoy me he puesto el reto de describirme a mi misma. No voy a ponerme a contaros cual es mi color favorito o qué me gusta hacer en mi tiempo libre, voy a intentar enumerar los rasgos más destacados de mi personalidad (según mi criterio, claro). Como habréis notado los lectores habituales de mi blog, lo mío son las listas, así que es el formato que he elegido (el de las listas) para hacer esta “autodescripción”. Mi primera idea era hacer 2, una con lo que yo considero que son mis virtudes y otra con lo que yo considero que son mis defectos, pero lo he pensado mejor y no voy a hacer esa distinción, porque hay ciertos rasgos de mi personalidad que sinceramente no tengo muy claro si son virtudes o defectos. Comencemos:

  • Digo casi siempre lo que se me pasa por la cabeza, aunque nadie me pregunte y a nadie le importe… De hecho a veces no pienso mucho lo que digo, y eso no suele ser bueno.

  • Soy una persona bastante sincera, rasgo directamente relacionado con el hecho de que casi siempre digo lo que pienso. Pero la gente suele considerarme demasiado directa, y creo que están equivocados, una cosa es que cuando alguien me pida consejo sobre algo yo diga lo que pienso, y otra muy diferente que no tenga para nada en cuenta las consecuencias de lo que vaya a decir… Creo que sé ser diplomática, en serio, no voy a ser absolutamente sincera contigo si sé que te voy a hacer daño, cuando quiero tengo tacto…

  • Hablo mucho, sin parar, si encuentro un tema de conversación que me guste puedo estar horas y horas hablando… Además yo creo que tengo un abanico muy amplio de temas de conversación, desde los más banales a los más profundos… no es por presumir pero yo creo que soy buena conversadora. Umm, esta última afirmación me lleva directa a mi siguiente rasgo de personalidad:

  • Tengo mucho amor propio… O sea, a mi a ego no me gana nadie. No es que me crea ni la más guapa ni la más lista, pero tengo un concepto de mí misma bastante alto. Además me echo muchas flores constantemente, generalmente de broma, porque me sale solo… ¿Será que la gente que me rodea no me halaga lo suficiente? No creo, simplemente es que soy así.

  • Casi nunca me enfado, me da una pereza infinita. Es posible que debiera enfadarme más, porque hay cosas que lo merecen, pero es que no puedo. No suelo perder los nervios (en mi casa sí, con mi familia soy más borde… supongo que donde hay confianza da asco) y no soy naaaaaaaaada rencorosa, perdono muy fácilmente, y olvido.

  • Soy un desastre absoluto… Se me olvidan las cosas con una facilidad alarmante, soy despistada y desordenada. En esto último (el desorden) estoy trabajando para que vaya a menos, con lo otro es que no puedo hacer nada… y mira que me jode.

  • No sé como describir este aspecto de mi… digamos que no suelo pasar desapercibida. Sobre todo se debe a que tengo un tono de voz bastante alto, que además según avanza en la conversación se va elevando y elevando. Me da igual estar en un bar, en el metro o en el trabajo, se me oye más que al 90% de la gente. Herencia de mamá, me temo.

  • Soy extrovertida, pero a la vez soy muy vergonzosa. Sobre todo tengo muchísima vergüenza ajena, pero muchísima. Soporto más mi propio ridículo que observar el ridículo de los demás. Me pasa con amigos o familiares, con desconocidos por la calle e incluso viendo la televisión.

  • Soy vaga. Para casi todo. Y dejada, soy súper dejada… El refrán “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” no va conmigo, yo lo dejo todo siempre para mañana. Es una pena pero es así.
Y así es Ruth. Obviamente esta lista no me describe totalmente, una personalidad es lo suficientemente compelja como para no poder resumirse en 2 páginas. Es posible que continúe en otro momento, pero por ahora lo dejamos así.

Despedida de Cristi (liso)

Estamos a lunes y estoy cansada, y ambas cosas son un hecho demostrable, sólo hay que mirar el calendario para lo primero y mi cara para lo segundo… No parece que en esto el día de hoy difiera mucho del resto de los Lunes de mi vida (excepto los festivos, Lengua fuera), pero la verdad es que hoy estoy mucho más cansada de lo habitual…

Como muchas de las lectoras habituales de mi blog sabréis, este fin de semana tuve una despedida de soltera, la de mi amiga Cristina, y ha sido intensa… Primero la preparación, que fue una tarea larga y costosa, y luego el desarrollo, que a pesar de algún contratiempo de última hora y de la lluvia, he de decir que fue todo un éxito.

Voy a resaltar la actitud de Cristina, que estaba absolutamente entregada a la causa y hizo todas y cada una de las cosas que la pedimos sin cortarse un cacho, eso sí, Cristi, amor, ni el alemán ni el análisis de fotos son tu fuerte, esperemos que no tengas que reconocer a ningún ladrón o asesino en una rueda de reconocimiento porque sale libre seguro seguro….

También hay que hacer una mención especial a Pili y su increíble llegada acompañada de una manifestación de unos 500 agricultores y ganaderos y un puñado de ovejas.... muy fuerte.

Pero lo mejor sin duda, el momento sobremesa… Os pongo en situación, imaginaros 13 mujeres hechas y derechas sentadas en una terraza, 12 con gorros de pirata y una con un sombrero de princesa. Después de comer deciden pedir un chupito de crema de orujo, para hacer la digestión y eso, y después del chupito el amable camarero deja allí una botella entera, para que nos tomemos otro por cuenta de la casa… como se nota que el camarero en cuestión no nos conocía de nada… Nos pimplamos la botella entera en unos 15 minutos!! Y servidora, que era la tesorera real, tuvo que hacer acopio de valor y entrar en el bar a comentarle al señor el pequeño detalle de que en vez de un chupito cada una nos habíamos tomado como 3… ó 4… Bueno, y encima todo esto ocurrió mientras llovía, sentadas en la terraza en grupitos de 2-3 personas tapadas con paraguas… un show, vamos.

Menos mal que nos dio por celebrar la despedida en Toledo, ciudad en la que no nos conocen y que vamos a tener que tardar un tiempo en volver a visitar, a pesar de que turismo, lo que es turismo hicimos poquito… bueno, más bien nada de nada.

Nos lo pasamos genial, por lo menos yo, y se da cuenta una en esos momentos de que tiene la suerte infinita de tener un montón de amigas estupenda, guapas y divertidas a más no poder, que cada vez que se juntan la montan, qué le vamos a hacer!! Como veis todavía no se me ha pasado la tontería y sigo en mi momento “exaltación de la amistad”…

No cambiéis nunca, chicas, y hasta la próxima!! Os quiero!!

viernes, 9 de mayo de 2008

Las pequeñas cosas

Tengo y he tenido una vida de lo más sencilla, no he vivido grandes aventuras ni he tenido mil amantes ni he viajado por el mundo entero, pero soy bastante feliz, y creo que tengo una vida bastante completa en todos los aspectos. Tal vez sea porque no le doy mucha importancia a lo material, porque en general soy bastante positiva, o tal vez porque me hacen feliz las pequeñas cosas como:
Meterme en la cama a dormir en invierno tapada hasta las orejas.

Tirarme media hora en la ducha (cuando no hay sequía…).

Las sobremesas larguísimas en mi casa con mi familia los fines de semana.

Los momentos en que no puedo parar de reírme y no sé muy bien por qué.

Los aperitivos de Sábados y Domingos.

Los días primaverales en pleno invierno.

Comprarme un vestido que me queda perfecto y a mitad de precio.

Los días que me divierto mucho sin haber planeado nada especial.

Las conversaciones telefónicas de una hora.

Las tardes con las amigas en las que hablamos y hablamos sin parar.

Los largos paseos.

La sensación de satisfacción al terminar de preparar algo que me ha llevado mucho tiempo.

La ilusión de planificar las vacaciones (aunque no me vaya muy lejos).

Tener noticias de alguien del que hace mucho que no tengo noticias.

Quitarme los zapatos y sentarme a descansar cuando vengo hecha polvo.

Ver una peli abrazada a la persona que quiero en el sofá tapadita con una manta.

Los besos de buenos días.

Los besos de buenas noches.

Recibir una buena noticia.

El día de mi cumpleaños.

Llorar con el final de una película.

Los días en los que me miro al espejo y me veo especialmente guapa por nada especial.

Aprender algo nuevo.

El momento en el que salgo del trabajo el último día antes de las vacaciones.

Cuando veo un nuevo comentario en alguna de mis entradas del blog .

Bueno, y muchas cosas más con las que podría llenar páginas y páginas del blog. Y es que al final la vida se compone el 90% de pequeños detalles de los que hay que saber disfrutar. Que además somos muy afortunados de vivir donde, cuándo y cómo vivimos, que no se os olvide. Muchos besos y energía positiva!!

miércoles, 30 de abril de 2008

El granjero de Anatolia

Un granjero de Anatolia tenía una esposa y un hijo adolescente. Su esposa siempre se estaba quejando de que eran muy pobres, de que su casa necesitaba ser reparada (el establo estaba roto) y de que no poseían un caballo que los ayudase con la labranza. Muy temprano una mañana, el hombre y su hijo salieron al campo, y al lado de un alto roble estaba la cosa mas hermosa que jamás hubieran visto.

Era un precioso caballo blanco de perfectas proporciones. Se llevaron al caballo a su casa, lo ataron y lo alimentaron. Estaban todos muy felices. Entonces su esposa dijo: "Busca alguna marca, es un caballo de hombre rico". Pero no tenía ninguna marca. "Podemos vender el caballo", dijo la mujer, "y con el dinero podremos arreglar el techo, comprar una carreta, y tener algo más para cuando seamos viejos". "No voy a vender el caballo", dijo el hombre. "Si no lo haces, te dejaré", dijo la mujer y se metió en la casa.

Ahora les contare algo más acerca del hombre. Los habitantes del pueblo y su esposa pensaban que se estaba volviendo loco. Cualquier cosa que sucediese, buena o mala, él solía decir: "Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe". Y esto fue lo que dijo cuando los habitantes del pueblo se reunieron en su granja para ver al caballo y le dijeron cuan afortunado era. Y esto fue lo que le dijo a su mujer después de que ella le dijera que lo vendiera si no quería que le dejara. La mañana siguiente comenzó a construir un corral para el caballo. Su mujer se enojó, se marchó de casa y se fue a vivir con su hermana que vivía un poco más abajo del camino. El hombre encogió sus hombros y dijo: "Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe".

La historia del hermoso caballo pasó de villa en villa, de pueblo en pueblo, y finalmente llego a la capital donde el sultán, un amante de los caballos, la escuchó. Mandó llamar a su lugarteniente y le dijo que fuera a casa del granjero y le ofreciera una bolsa de oro por el caballo. Era una gran suma de dinero. "Que hago si no lo quiere vender?", preguntó el lugarteniente. "Por supuesto que lo hará", dijo el sultán, "es un hombre pobre. Esto es una fortuna". "Pero", el lugarteniente insistió, "que pasa si no lo quiere vender?. "Entonces mátalo", dijo el sultán, "pero tráeme el caballo".

Los soldados del sultán llegaron a la casa del granjero. El caballo era tan hermoso como les habían contado, y el lugarteniente le ofreció al granjero la bolsa de oro por él. "Muchas gracias", dijo el granjero, "pero no quiero venderlo". El lugarteniente invitó al granjero a que caminaran juntos. Le agradaba el hombre viejo, el cual le recordaba a su padre. "Por favor, toma el dinero", dijo el lugarteniente. "No", dijo el granjero. "Mis órdenes son de matarte y llevarme el caballo si tu no lo quieres vender". "El caballo no está a la venta". "Por favor, esto será tu muerte". "Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe". El lugarteniente dijo que tenía una diligencia en el próximo pueblo, pero que regresaría en pocos días. Le rogó al granjero que pensara en vender el caballo. Los habitantes del pueblo se reunieron y comenzaron a discutir con el granjero. "Puedes ser muy rico!". " Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe". "Si no vendes el caballo, los soldados te matarán, y de todas maneras terminarás perdiendo el caballo". " Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe".

A la mañana siguiente el hijo del granjero decidió montar al caballo. Cabalgó hacia dentro del bosque y por los grandes pastizales. Se sentía maravilloso, el viento acariciaba su rostro y sus cabellos volaban. Envolvió sus brazos alrededor del cuello del caballo. Bruscamente éste se detuvo en un pozo, arrojando al joven por los aires. Al caer, el joven se quebró las dos piernas. Los habitantes del pueblo lo encontraron y lo llevaron a su casa. "Tú no nos has escuchado", le dijeron al granjero. "Si hubieses vendido el caballo esto no hubiera sucedido. Ahora tu hijo tiene las dos piernas quebradas". "Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe", respondió el granjero.

A la mañana siguiente, el hombre salió fuera y vio que el caballo se había ido. Los habitantes del pueblo le dijeron: "Lo pudiste vender por dinero, y no lo hiciste. De modo que tu hijo salió a cabalgar y se quebró ambas piernas. Ahora ni siquiera tienes el caballo". " Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe", dijo el granjero. "Los soldados regresarán", le dijeron los habitantes del pueblo, "y ellos no te creerán cuando les digas que ha desaparecido. Entonces te torturarán, y luego te matarán". " Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe", dijo el granjero.

Los soldados no regresaron. La guerra había estallado. Todos los hombres jóvenes habían sido llamados para formar parte del ejército, excepto el hijo del granjero con su dos piernas rotas. "Eres muy afortunado", le dijeron al granjero los habitantes del pueblo. "Nosotros no volveremos a ver a nuestros hijos. Tu tendrás a alguien a tu lado cuando seas viejo, pero nosotros nos quedaremos solos"."Quizás es una bendición, quizás es un castigo, solo Allah sabe", dijo el granjero.

martes, 29 de abril de 2008

Dedicatorias

Hoy quiero hacer unas cuantas "menciones especiales", así que dedico mi entrada de blog:
Al Barça, por perder hoy, gracias!!!
A mi amiga Ana, por hacerme pasar estas tardes de diario....
A Arturo, por aburrirse sin poder hablar una hora por teléfono mientras yo me voy de pingo.
Al Cortefiel, por venderme ese pedazo de vestido que tan bien me queda Lengua fuera.
A los trabajadores (parte de estas gracias obviamente van para mi misma), porque gracias a su día yo tengo fiesta.
A Madrid, porque gracias a su levantamiento yo tengo otra fiesta más que se junta con la anterior en un gran puente Risa.
A mis padres, por seguir soltando pasta aunque ya sea independiente económicamente.
A mi hermano, por no estrangularme a pesar de que siempre grito cuando está durmiendo.
A mi gato, no sé por qué, porque no es que se porte muy bien conmigo... pero bueno.
A Arturo, otra vez, porque me da la gana.
A mi C4, por llevarme todos los días sana y salva a currar.
A mis niñas de Budia, porque sois las mejores, y punto.
A los del cole, por las tardes-noches en el Gambrinus rajando sin parar.
A mis compis del curro, por meterse conmigo sin parar (de broma, espero Guiño) y hacerme pasar cada día más llevadero.
Y a todo el mundo que se cruza en mi vida cada día, que me escucha, que me da conversación, que me aguanta, a los que les caigo bien y a los que les caigo mal, porque estoy hoy generosa y quiero compartir estas palabritas con toooooooooooooooooodos vosotros. Feliz puente!!!!

viernes, 25 de abril de 2008

La “desaceleración”

Supongo que no lo sabéis, porque no lo dicen casi en la TV ni en la radio, y mucho menos en los periódicos, pero resulta que nos encontramos en plena “desaceleración económica”. No os suena nada el término, verdad? lo suponía…. Pues así es, sí, por lo visto las cosas se están poniendo feítas: la burbuja estalló, el euribor vuela alto, el paro aumenta…. vaya panorama. Aunque si os soy sincera a veces pienso que todo esto lo provocan en mucha medida los medios de comunicación. Si alguien no para de decirte una y otra vez que estamos en crisis, que todo se va a la mierda, que no vamos a tener trabajo y que el litro de leche te va a costar 20 €, pues oye, al final te lo acabas creyendo. Y que pasa cuando se te incrusta esa idea en el cerebro? Pues que te acojonas, y que pasa cuando te acojonas? Que ahorras cual loco para unas las anunciadas vacas flacas… bueno, eso es lo que hacemos los españolitos de a pie, pero ay como se acojonen las empresas… ya sabemos quienes sufren las consecuencias, no? Pues eso. Y entonces cae el consumo (por el acojone del individuo particular) y sube el paro (por el acojone de la empresa) y el gobierno deja de ingresar un montón de dinero que ingresaba antes del IVA y gasta más en subsidios de desempleo y un montón de cosas más que no voy a contaros porque no las comprendo muy bien, no soy experta en macroeconomía…. El caso es que todo empeora. Y es que si yo te digo todos los días que te vas a caer, te cuento dónde puedes caer, cómo y porque una y otra vez durante un mes, te aseguro que te acabas cayendo.

Cuidado, que yo no digo que no haya crisis o, que si la hay, es culpa de la prensa, Dios me libre, lo único que digo es que no se puede ser tan cansino con el tema, que eso no hace más que empeorar las cosas… Además que el ZP y el Solves me tienen un pelín mosqueada, porque yo les creí con su “no es para tanto” y la “economía de champions leage”, jo, y ahora recorta que te recorta las previsiones… ayyyysssssss. Casi mejor no hablo de política que me enervo.

En fin chicos y chicas, yo desde mi humilde, humildísima opinión, os aconsejaría no comeros el tarro y proseguir vuestra vida como lo haríais sin “crisis”, no derrochéis pero no os emparanoieis, que las cifras son asuntos de otros… Ale, a gastar el fin de semana!!!

miércoles, 23 de abril de 2008

Entrada frikie

Hoy he de confesaros una cosa, algunos lo sabéis ya (casi todos), pero tengo que liberarme y decirlo públicamente para estar en paz conmigo misma: soy una frikie de las series. Bueno, en realidad de 3 series (porque no me he puesto a ver más...): Lost, Prison Break y Heroes. Me tienen completamente enganchada, soy capaz de ver en una tarde de aburrimiento 5 capítulos seguidos sin pestañear y sentada en la silla delante del ordenador, postura no precisamente cómoda… De hecho ha habido veces que me he metido tal maratón que cuando me he ido a dormir he soñado que estaba en la cárcel o en una isla desierta o que tenía superpoderes.

Veo todos los capítulos en versión original, porque así puedo ir al ritmo de EEUU y no tengo que esperar a q salgan en España, al día siguiente de estrenar un capítulo allí, yo me lo estoy descargando aquí.

Ahora mismo están de parón en las 3, y estoy que me subo por las paredes!!! Menos mal que mañana vuelve Lost porque sino el mono va a causar estragos en mi salud mental (si no lo ha hecho ya, porque releyendo el blog veo indicios ).

En cada una de las series tengo un personaje favorito, que normalmente coincide con el protagonista masculino… Y no sé por qué pero siempre me identifico con el chico bueno, no me van los tipos malos o que van de duros, a mi me gusta el bueno, que normalmente coincide con el pobre al que le pasan las mayores desgracias… es frustrante! Ahm! y también tiene que ser listo a más no poder. Por supuesto quiero que le pase todo lo mejor, y si no le pasa me mosqueo con los guionistas de la serie, y pienso “como le pueden hacer eso a él!! con lo majo que es!!”. Os voy a hacer una presentación formal de mis 3 chicos favoritos:

  • Jack Shepard (médico prota de Lost): alias “yo ayudo a todo el mundo pero nadie me lo agradece”. Es un cirujano especialista en cirugía vertebral, caballero como pocos, y el único médico en una isla desierta…. os podéis imaginar los marrones que le caen al pobre…
  • Michael Schofield (prota de Prison Break, ideólogo de fugas varias): alias ”cuanto más me esfuerzo más chunga se pone la cosa”. Ingeniero de estructuras y superdotado en general. Tiene el defecto de querer ayudar siempre a todo el mundo y no pensar jamás en sí mismo, así le va al pobre…
  • Peter Petrelli (enfermero de Heroes con habilidades varias): alias “tengo tantos superpoderes que voy a explotar”. Tiene la capacidad de absorver los poderes de otras personas (en Heroes es habitual encontrarse gente con poderes, sí), y acumula tantos que no los controla…conclusión? el intenta ayudar. pero no lo consigue muy a menudo...

Y aquí están:

jack pb-michael 218


Supongo que a muchos os importará todo esto un carajo, pero si habéis llegado leyendo hasta este punto por lo menos os he entretenido un tatito, no?. El caso es que yo os aconsejo las 3 series porque son una pasada, pero eso sí, con tranquilidad... no seáis como yo.

Y nada más, espero no haberos aburrido mucho con mi entrada frkie, pero es que no todos los ascpectos de mi persona son tan apasionantes, sorry!!

martes, 22 de abril de 2008

¿Inspiración?

Durante el día de hoy he empezado 3 entradas de blog diferentes, cada una sobre un tema que no tenía absolutamente nada que ver con el anterior, pero he sido completamente incapaz de desarrollar ninguno de los 3…. Ays, estoy frustrada, me creía que esto era jauja y que todos los días se me iba a ocurrir algo… pero no. Y es que además no veas si tengo visitas, alucinada me hayo, sois un montón de personas las que leéis mis chorradas… Eso sí, entráis sigilosamente, sin dejar ni un comentario ni nada… animaros y escribidme algo, que así me motivo y lo mismo ya de paso me inspiro.

Desde que he empezado a llenar mi pensadero he descubierto hasta donde ha llegado el mundo de los blogs, desde luego es un fenómeno de masas…. Cualquiera tiene un blog (miradme a mi) , y los hay la mar de interesantes y de currados (no como este, ). Y además la gente tiene una capacidad increíble para expresarse. Y yo me pregunto, ¿escribirán cada frase 5 veces como me pasa a mí, o les saldrán solas porque tienen el don de la palabra? Porque cómo escriben algunos y algunas… que pequeñita me siento. En fin, cada uno es cada uno, yo escribo en plan coloquial para llegar al “pueblo llano”, para eruditos ya está el blog de Sánchez Dragó .

Lo mismo me hago famosa, porque la dirección de mi blog va pasando de mail en mail, y al final es posible que tenga millones de visitas. Entonces lo mismo hago un video-blog que cuelgo en el youtube, y como también éste será un éxito, una compañía muy importante me ofrecerá un contrato millonario para que haga publicidad de sus productos en mis entradas de blog y video-blog. Y del youtube a la televisión va un paso, y entonces grabaré un anuncio, y un día un director de cine famosísimo, que estará en el salón de su mansión viendo las noticias en su televisión de tropecientas pulgadas, me verá, y decidirá que soy la mujer perfecta para protagonizar su próxima superproducción. La superproducción será un taquillazo, y aunque la crítica no la apoyará, sí que destacarán mi actuación. Esto me abrirá las puertas de Hollywood, en donde actuaré en varias películas importantes. Y de repente un día un director de cine independiente llamará a mi puerta y me ofrecerá un papel secundario en una de sus películas, y la película se convertirá en la sorpresa de los Oscar, en los cuales se me premiará a mí, por supuesto, y me convertiré en la primera española en ganar un Oscar. Y entonces………………………… Un momento…. ¿de que estaba yo hablando? ¡Ah! De blogs…. increíble que haya pasado de escribir un blog a ganar un Oscar…en fin, se me va…. Disculpadme, es que me lío, me lío… y eso. Pero bueno, soñar es gratis .

sábado, 19 de abril de 2008

Los Viernes

Qué gran trabajo hacen los viernes por el bien de la sociedad… Porque qué sería de todos nosotros si este día no existiese, qué motivación tendríamos para soportar los lunes, martes, miércoles y jueves.

No sé si a vosotros os pasará, pero yo los viernes me levanto con mucha más energía, vitaminada y súper mineralizada que diría súper ratón (algunos no sabréis quien es este encantador roedor, eso significa que sois unos jovenzuelos, o que yo estoy mayor…), y me cunde más el trabajo y estoy de buen humor (hay excepciones, pero esa es la norma general).

La mala noticia es que estoy falta de inspiración “blogística”, y que os tendréis que conformar con esta pobre oda al mejor día de la semana… Y por último: Ojo!! No os fiéis ni del sábado ni del domingo, que son días traicioneros que parecen guays, pero en el fondo pasan muy deprisa y te llevan sin remedio al odiado Lunes….

Buen fin de semana para todos!